0

“No Ordinary Family”, súper poderes de ‘andar por casa’.

Esa es la sensación que tengo tras el visionado de los primeros cinco episodios emitidos de “No Ordinay Family”, una de las nuevas apuestas de la cadena ABC para esta temporada y de la que CUATRO ya ha adquirido sus derechos para emitirla en España. Y es que si con “Boardwalk Empire”, “The Event” o “Nikita” he visto cumplidas sobradamente mis expectativas iniciales, no puedo decir lo mismo de “No Ordinary Family”, los motivos a continuación. La historia nos cuenta las aventuras de la familia Powell; compuesta por Jim Powell, (Michael Chiklis) su esposa Stephanie (Julie Benz), y los 2 hijos, Daphne y Jim Junior “JJ”. Todo empieza cuando Jim, viendo que la rutina diaria de la familia la está distanciando, decide organizar un viaje familiar a Belém (Brasil) y de estar forma poder pasar los cuatro unos días juntos. Durante el viaje, la avioneta en la que vuelan sufre un accidente y acaban en el fondo de un extraño lago, milagrosamente sobreviven al accidente, pero la cosa se complica a su regreso ya que empiezan a experimentar una serie de cambios en sus organismos provocando en ellos la aparición de unos poderes individuales dignos de cualquier superhéroe que se precie.

En los primeros episodios nos muestran como los Powell intentan habituarse a estos nuevos poderes con la de inconvenientes que eso conlleva; Jim obtiene una súper fuerza que le permite parar balas y hacer saltos de gran distancia, Stephanie desarrolla una super velocidad que le permite hacer grandes cantidades de kilómetros en pocos minutos, Dhapne es capaz de leer lo que piensa la gente a su alrededor al más puro estilo Sookie Stackhouse, y por último, “JJ” se convierte en un genio, obtiene un super cerebro capaz de asimilar o resolver cualquier tipo de problema, ecuación o código en pocos segundos.

La serie, irremediablemente, hace recordar a la película “Los Increíbles” de Pixar, pero a diferencia de éstos y si exceptuamos  a Jim, los Powell no usan sus poderes para grandes hazañas, y eso es el primer punto desfavorable de la serie ya que únicamente vemos que esos poderes son usados para cosas triviales como, por ejemplo, conseguir colarse en una fiesta de instituto en el caso de Dhapne o para entrar en el equipo de fútbol americano en e

l caso de “JJ”. Con Stephanie los motivos para usar su poder son bastante más importantes, ya que al ser científica, estudia el porqué le ha ocurrido esto a su familia para intentar subsanarlo, pero basándose en su súper velocidad estos motivos caen constantemente en el concepto de “  tener que llegar antes de que. . .”, siendo de esta manera bastante repetitivos.

Únicamente Jim, con la ayuda de su amigo George, dedica su poder a combatir el mal, pero de forma bastante cutre y, en ocasiones, poco creíble ya que la forma de proceder de ambos no esta muy trabajada y da la sensación de que todo pasa porque sí, porque lo dice George, que siendo sólo un fiscal parece que tenga acceso a todo tipo de información policial al instante, y en ocasiones, incluso avanzándose a los acontecimientos y enviando a Jim al lugar apropiado y así poder evitar la fechoría de turno.

Todo esto hace que el guión solo llegue a ser correcto sin más, la serie cae en muchas ocasiones en topicazos como los diálogos “padre-hijo” y en las disputas familiares entre padres e hijos que nunca llevan a nada. En lo que se refiere a la aparición de los “malos”, en los momentos finales del episodio piloto ya se descubre a su cabecilla, restándole a la serie mucha dosis de intriga que podían haber obtenido si lo hubieran dejado en el anonimato, y que dicho sea de paso, debido quizás a una mala elección de casting o de que en algunos episodios desaparece por completo, este cabecilla no resulta para nada convincente.

No obstante el proyecto es interesante, tiene una pareja de protagonistas experimentada como son Michael Chiklis (“The Shield”, “Los 4 fantásticos”) y Julie Benz (“Dexter”, “Desperate Housewives”), cumple su cometido de entretener y los efectos especiales están muy logrados, pero la serie deberá dar un gran salto, como los que hace Jim Powell, para que se consolide entre el público ya que después del piloto perdió bastante audiencia e incluso se llegó a dudar de que pudiera finalizar la temporada. La temática de los superhéroes tiene muchísima aceptación, pero “No Ordinary Family” esta resultando ser excesivamente familiar, así que los creadores de la serie harían bien en aplicarse la célebre frase de “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, ya que de momento, en los 5 primeros episodios esa gran responsabilidad aún no ha aparecido. Esperemos que lo haga lo antes posible.

zp8497586rq

Be Sociable, Share!
36 Visitas

One Response

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Esa es la sensación que tengo tras el visionado de los primeros cinco episodios emitidos de “No Ordinay Family”, una de las nuevas apuestas de la cadena ABC para esta temporada y de la que CUATRO ya ha adquirido sus dere……