0

Perras Furiosas

perrasfuriosas

Sinopsis

Tres exuberantes mujeres bajan de su coche en mitad del desierto para hacerse con una “mercancía” que pertenece a un legendario y temido narcotraficante y contrabandista de armas, para llegar hasta allí han robado, estafado y golpeado a algunos de los secuaces de ése tal Pinkie.

Ficha Técnica

Título original: Bitch Slap
Año: 2009
Duración: 109 min.
País: Estados Unidos
Género: Acción | Serie B
Director: Rick Jacobson
Guión: Rick Jacobson, Eric Gruendemann
Reparto: Julia Voth, Erin Cummings, America Olivo, Michael Hurst, Ron Melendez, William Gregory Lee, Minae Noji, Kevin Sorbo, Lucy Lawless, Renée O’Connor, Dennis Keiffer, Zoe Bell.

Crítica

Lo que empieza como una secuencia sacada de “Death Proof”, y no porque Zoë Bell sea la jefecilla de los dobles y especialistas, pronto se convierte en un guiño, a cámara lenta, del vieoclip “Say you´ll be there” de las Spice Girls, sí, sí, de las chicas picantes en sus años mozos, entiéndase. Y es que el artífice del proyecto ha seguido la línea del cine “exploitation”, un género que rescataron del osctracismo cinematográfico Rodríguez y Tarantino con diferente acierto, mientras “Death Proof” resulta interesante “Planet Terror” no hay por dónde cogerla.   Principalmente se basa en “explotar” algunos contenidos de la película como sexo, violencia o sangre.

“Perras Furiosas” presenta la estructura narrativa perfecta según los ortodoxos del género, la anular o retrospectiva, que viene a ser aquella que empieza por el final para rebobinar hasta un punto en el que según avanza el metraje nos explicará cómo se ha llegado hasta el último minuto del film.

Intercala un sinfín de flash-backs histriónicos que no hacen otra cosa que buscar la carcajada del espectador, porque en ocasiones roza el más absoluto ridículo, pero en eso basa su originalidad, en lo absurdo, es difícil adivinar lo que pasará en la escena siguiente. Estos fragmentos del pasado están rodados a pantallazo verde, siguiendo la fórmula del croma de “Sin City” o “Sky Captain”, pero en esta ocasión es “a todo color”.

En los créditos ya nos da una pista de las texturas poperas que organizan las secuencias, planos hechos viñetas y la gesticulación hecha palabras. Y hablando de palabras… el guión, es liviano, ligero, sin profundidad, aunque con el título del film ya nos podemos hacer una idea del contenido.

Es como si mister Jacobson hubiese hecho un cóctel con su bagaje como director tanto en la pequeña como en la gran pantalla, porque vemos capturas de la anatomía de las protagonistas al más puro estilo de “Los Vigilantes de la playa”, serie donde orquestó varios capítulos; acrobacias y rostros robados de “Hércules” y su spin-off “Xena, la Princesa Guerrera”; tiroteos y falsas identidades como en “La Femme Nikita”; sexo, sangre y arena como en “Spartacus”… y así hasta nombrar todos los proyectos donde ha metido mano el cineasta.

La pregunta que viene a continuación es obvia, ¿quiénes son las perras furiosas? Pues son tres barbies algo desequilibradas con roles muy distintos, la “mente pensante” que viste estilo Pin-up (Erin Cummings); la “fuerza bruta” que va de motera con cueros incluidos (America Olivo) y la “rubia tintada de morena” que es la striper (Julia Voth). La película sólo es recomendable para gente que quiera echarse unas risas con este tipo de cine que raya en lo estrambótico, la histeria y el desenfreno de la exageración, el erotismo y la violencia gratuita, pero es que es de Serie B, ¿qué esperabais?

Por cierto, ¿soy la única que ve cierta descarada similitud entre la historia de “Pinkie” y la leyenda de Keyser Sozé en “Sospechosos Habituales”?

Tráiler

vía – youtube

Be Sociable, Share!

Entradas relacionadas

    None Found
35 Visitas

One Response

Write a Comment»
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Sinopsis Tres exuberantes mujeres bajan de su coche en mitad del desierto para hacerse con una “mercancía” que pertenece a un legendario y temido narcotraficante y contrabandista de armas, para llegar hasta allí han rob……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *