Noticias sobre Series

“La casa de papel” – Capítulo 2

La casa de papel capítulo 2

A pesar del asedio de la policía a la Fábrica, todo está saliendo bien, tal y como la banda había planificado. Pero justo cuando todo iba sobre ruedas, uno de los atracadores comete un grave error, dejando el único móvil del que disponen, en manos de Alison, y por un descuido, los agentes de policía le ven la cara. Consiguen hacer la identificación del atracador, y el plan perfecto empieza a no ser tal porque se producen nuevos imprevistos que pueden hacer que todo se vaya al traste. En el capítulo 2, las tensiones iniciales que provocan el encierro, la disciplina y los roces entre rehenes y también entre algunos de los secuestradores, harán acto de presencia por vez primera en La casa de papel. Mientras tanto, las máquinas siguen imprimiendo billetes a buen ritmo, bajo la supervisión de la falsificadora Nairobi, y con varios rehenes que han sido seleccionados para trabajar en la impresión.

Un túnel para la fuga cargado de explosivos en el capítulo 2 de La casa de papel

La inspectora Murillo decide aprovechar la ventaja de conocer la identidad de uno de los ladrones para exigir la rendición de la banda a cambio de rebajar las penas de cárcel, y el Profesor se verá obligado a exponerse para tratar de pisotear esa ventaja que ya tiene en sus manos la policía, incluso arriesgándose a desvelar su identidad, y siendo encañonado por la inspectora, que sospecha que se trata de un periodista.

Por otra parte, y por orden de Berlín y bajo la supervisión de Moscú, rehenes seleccionados empezarán a cavar un túnel, cuando en plena faena descubren un arsenal de explosivos, suficiente como para derrumbar el edificio entero.

Arturo Román, el jefe de la Fábrica de la Moneda, al descubrir estos explosivos mientras están cavando el túnel, tiene la sospecha de que todos los rehenes van a morir, y que después de haberle visto la cara a los secuestradores, nunca saldrán de allí con vida, por lo que hace correr la voz entre los rehenes. Les hace creer que les obligarán a cavar el túnel para que los secuestradores escapen y después detonarán los explosivos para no dejar rastro. Así que tendrán que comenzar a idear planes de fuga antes de que los maten, lo que pondrá en grave peligro al resto de los rehenes y generará gran inestabilidad dentro de las paredes del edificio. Mónica, la amante de Arturo, intenta sustraer un móvil que hay en el abrigo de su jefe, pero Berlín la descubre y ordena a Denver que la mate…Ya no iba a ser un atraco limpio, sin víctimas mortales, o al menos eso parece.

Mientras tanto, Tokio continúa su aventura amorosa con Río, y se va dando cuenta de que no fue una cosa pasajera que tuvo lugar en los cinco meses de entrenamiento, sino que se está enamorando de verdad “como de todos los hombres que me han cuidado y han pasado por mi vida”.

En La casa de papel las situaciones e van haciendo cada vez más tensas entre ladrones y rehenes en el capítulo 2. …mientras tanto, la policía sigue aguardando en el exterior del edificio, esperando a que la banda cometa el más mínimo fallo.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *