Noticias sobre Series

“La casa de papel” – Capítulo 6

La casa de papel capítulo 6

La filtración que la banda ha hecho de las negociaciones que lleva a cabo la inspectora la pongan en el punto de mira de la prensa en el capítulo 6. En este nuevo capítulo de La casa de papel, todos los programas de televisión, la radio, la prensa…cuestionan su idoneidad para estar al frente de este caso. Mientras el Profesor escucha las conversaciones de la carpa principal, Raquel sigue pensando que hay un topo en la policía, al que hay que darle caza. Por otra parte, el caso ha logrado captar la atención de medio mundo.

En el capítulo 6 de La casa de papel, Berlín recibe su castigo y se empieza a elaborar el retrato robot del Profesor

El Profesor ha conseguido escaparse por los pelos del desguace, pero no lo tiene todo a su favor, ya que el ruso que trabaja en el desguace irá a la carpa policial para hacer un retrato robot del desconocido que se introdujo en el desguace. Mientras, y en el interior de la Fábrica, Berlín habla con los rehenes para ponerles al día de varias cuestiones: la recuperación de Arturo, el director de la Fábrica, y que la secretaria, Mónica, ha sido ejecutada por desobedecer sus órdenes, e intentar esconder un móvil para ponerse en contacto con el exterior. Los rehenes están aterrados, paralizados.

Tokio y Río siguen con su relación amorosa, a pesar de que se está construyendo un vínculo muy especial entre éste y Alison, lo que despierta los celos de Tokio. Mientras, Mónica se va recuperando del balazo en la pierna, escondida en la cámara, y con los cuidados de Denver. Su relación se va haciendo cada vez más íntima.

Berlín ha recibido su castigo, y la policía conoce su identidad, que ya circula por los medios de comunicación. Cuando se entera se vuelve loco de ira y decide vengarse, aunque aún no sabe a quién culpar, y Nairobi intenta pararle los pies como sea. La policía empieza a investigar sobre los antecedentes de Berlín, y al no encontrar delitos muy relevantes, Raquel le comunica al CNI que se deben “inflar” sus antecedentes con delitos graves, para hacer al secuestrador tremendamente impopular ante los medios. La ira de Berlín no conoce límites, al enterarse de cuáles son sus supuestos antecedentes. Él es un hombre de principios, que jamás ha hecho lo que dicen los informativos.

El retrato robot del Profesor va avanzando, y éste decide tomar una drástica decisión para que el ruso nunca acabe de describir su rostro a la policía. Para sorpresa e incredulidad de Raquel, el ruso no quiere continuar con el retrato robot cuando recibe, en la carpa, una llamada amenazante en ruso. Raquel se da cuenta de que ha perdido otra partida.

La casa de papel deja grandes interrogantes en el aire en este nuevo capítulo, pero uno es más fuerte y decisivo que los demás ¿quién es el topo que hace que la policía siempre vaya por detrás de los atracadores? En el capítulo 6, las incógnitas están servidas, en un ambiente, tanto fuera como dentro de la Fábrica, cada vez más tenso y difícil.

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *