Noticias sobre Series

“Narcos” – Capítulo 3 – Los hombres de siempre

Narcos capítulo 3 Netflix

En el capítulo 3 de esta serie de Netflix, nuestro personaje Steve Murphy ya tiene precio a su cabeza. Los responsables del aeropuerto que trabajan para los Narcos parecen tener más miedo de ellos que de la policía. Todo el mundo les teme. De Pablo es bien conocido su lema: ¿Plata o plomo? o aceptas o irán a por ti y tu familia.

Mientras tanto Pablo Escobar va haciéndose un nombre en política, par así llegar al Congreso. Para ello será ayudado por Valeria Vélez, una reportera que ya conocimos en el anterior capítulo y con quien tiene una aventura. Una mujer que supo ver la oportunidad y enseguida buscó un puesto a su lado para intentar obtener beneficios. El sueño de Pablo era llegar algún día a ser presidente de su país, para así poder remplazar a los “hombres de siempre”, como él los llama, por un hombre del pueblo. Para ello empezará presentándose como suplente del candidato de los llamados Nuevos Liberales, Jairo Ortega.

Pablo Escobar y Tata embarazada

La mujer de Pablo, Tata, se pone de parto y nace su segundo hijo, esta vez una niña. Pero no todo es alegría para algunos de los miembros de la familia. Gustavo, con quien lleva los laboratorios, se hace a un lado porque ve peligroso que Pablo quiera meterse en política. En su lugar Lehder será el nuevo encargado y con él subirá, todavía más, la producción. Gacha y los hermanos Ochoa tienen opiniones diversas al respecto así que optan por observar y esperar.

En esta serie de Netflix, Narcos, no solo se nos muestra todo lo referente al narcotráfico, sino que en el capítulo 3 también nos adentramos en los problemas políticos de la Colombia de la época

Nuestros policías tienen un problema, saben que Escobar es un narcotraficante, pero no tienen pruebas. Así empiezan una investigación que sacará a la luz una antigua fotografía, la primera detención de Pablo en 1976 por tráfico.

Pablo Escobar detenido

Al más puro estilo de la Mafia, los implicados en esta detención empiezan a ser asesinados, pero hay alguien en quien no piensan, el fotógrafo. Él tiene el negativo de dicha foto. Pablo se arrepentiría de esto. Jairo Ortega gana las elecciones y como era de esperar, le cede su cargo a Escobar. Javier y Steve se encargan que esta imagen llegue a manos de Rodrigo Lara, ministro de justicia, un hombre que ama su país, incorruptible y con una postura firme frente al narcotráfico. Y en el Congreso, Lara muestra la fotografía ante todos, pidiendo la expulsión de Escobar. Era un hombre que no se acobardaba, pero en ese momento pudimos ver la preocupación en sus ojos ante la mirada llena de dolor y sed de venganza que Pablo le brinda. Por su seguridad es reubicado como embajador de Colombia en Checoslovaquia, pero no permitirían que saliera vivo del país. Al ver por terminado su sueño de ser presidente, Escobar ordena el asesinato del ministro. Muchos asesinatos quedaron impunes, pero no este. A partir del capítulo 3 de Narcos, vemos el inicio del cambio radical de su vida. Uno de los sicarios confiesa y empieza su persecución por parte de las autoridades, no era tan fácil matar políticos…

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *